Mi carrito

No tienes productos agregados.

¡Oferta!

Salmos que Sanan y Liberan

$10.000 $8.000

La oración es un diálogo, logra una unión única y una convergencia especial entre los humanos y su creador, y el principal efecto de la oración es sanar y liberar corazones, es elevar espíritus, es purificar conciencias.
Los salmos son un libro de oración de los pobres; los humildes han puesto en los salmos su confianza, han aprendido versículos de memoria y  los han recitado a lo largo de su vida, con la esperanza de ser escuchados por Dios Poderoso, ¡han sido escuchados y bendecidos!
Orígenes decía que en la salmodia es Cristo quien ora a Cristo. Y en la iglesia se enseña que los salmos no son solamente palabras humanas dirigidas a Dios, sino que esas palabras humanas son Palabra de Dios. Que Dios toma la palabra en cada versículo que decimos con nuestros labios y la hace suya porque es suya.
Si eso es así, entonces los salmos están llenos de poder, son Palabra poderosa de Dios, son oración de Cristo mismo, el cual siempre es escuchado por Dios (Cfr Jn II, 42).
Por eso los salmos no hay que orarlos con la cabeza sino con el corazón (par coeur) y con los labios, con la conciencia de que decimos  palabras de Dios a Dios, y de que Cristo ora en nosotros y con nosotros.

Agotado

Descripción

La oración es un diálogo, logra una unión única y una convergencia especial entre los humanos y su creador, y el principal efecto de la oración es sanar y liberar corazones, es elevar espíritus, es purificar conciencias.
Los salmos son un libro de oración de los pobres; los humildes han puesto en los salmos su confianza, han aprendido versículos de memoria y  los han recitado a lo largo de su vida, con la esperanza de ser escuchados por Dios Poderoso, ¡han sido escuchados y bendecidos!
Orígenes decía que en la salmodia es Cristo quien ora a Cristo. Y en la iglesia se enseña que los salmos no son solamente palabras humanas dirigidas a Dios, sino que esas palabras humanas son Palabra de Dios. Que Dios toma la palabra en cada versículo que decimos con nuestros labios y la hace suya porque es suya.
Si eso es así, entonces los salmos están llenos de poder, son Palabra poderosa de Dios, son oración de Cristo mismo, el cual siempre es escuchado por Dios (Cfr Jn II, 42).
Por eso los salmos no hay que orarlos con la cabeza sino con el corazón (par coeur) y con los labios, con la conciencia de que decimos  palabras de Dios a Dios, y de que Cristo ora en nosotros y con nosotros.

Información adicional

Peso 0.108 kg
Dimensiones 14 × 0.9 × 10 cm
Páginas 178
Editorial Minuto De Dios
ISBN 978-958-735-075-3

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Salmos que Sanan y Liberan”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *