Mi carrito

No tienes productos agregados.

El Espíritu siempre

$14.500

La Tercera Persona de la Santísima Trinidad se derrama desde siempre y para siempre sobre la creación entera y sobre la humanidad.
Para ayudarnos a comprender este misterio del don eterno del Espíritu Santo desde antes la creación hasta el fin del mundo y la vida eterna, el padre Diego Jaramillo nos ofrece este libro.
Mediante reflexiones, citas bíblicas, textos de apoyo, oraciones y cantos, nos presenta la persona y la acción del Espíritu desde la eternidad, en que “el padre celestial dice su palabra eterna su hijo con el aire eterno que es su Espíritu”; y además crea el cosmos ingeniera la vida y al ser humano, actuando “con su hijo eterno… y con su Espíritu Santo… (el cual es) el Beso de amor y de bendición que el Padre celestial todas sus criaturas cuando ve que todo es bueno…”.
También explica el padre Diego el papel del Espíritu divino en la persona de Jesús, Hijo de Dios: en la preparación de su venida, en su misión, en su unción como Mesías, en su resurrección.
Luego lleva a su reflexión al Pentecostés eclesial y nos guía en la comprensión de la Iglesia, cuya alma es el Espíritu; y del Pentecostés  personal para que, entendiendo que está Divina Persona habita en nosotros, llevemos entonces una vida en el Espíritu, hasta que, muertos y resucitados con Cristo, ya en el cielo, el soplo de Dios “reemplazará nuestra fe por la visión de Dios, nos
iluminará con la luz de la gloria e inflamará en nosotros el amor que no termina”.

6 disponibles

Descripción

La Tercera Persona de la Santísima Trinidad se derrama desde siempre y para siempre sobre la creación entera y sobre la humanidad.
Para ayudarnos a comprender este misterio del don eterno del Espíritu Santo desde antes la creación hasta el fin del mundo y la vida eterna, el padre Diego Jaramillo nos ofrece este libro.
Mediante reflexiones, citas bíblicas, textos de apoyo, oraciones y cantos, nos presenta la persona y la acción del Espíritu desde la eternidad, en que “el padre celestial dice su palabra eterna su hijo con el aire eterno que es su Espíritu”; y además crea el cosmos ingeniera la vida y al ser humano, actuando “con su hijo eterno… y con su Espíritu Santo… (el cual es) el Beso de amor y de bendición que el Padre celestial todas sus criaturas cuando ve que todo es bueno…”.
También explica el padre Diego el papel del Espíritu divino en la persona de Jesús, Hijo de Dios: en la preparación de su venida, en su misión, en su unción como Mesías, en su resurrección.
Luego lleva a su reflexión al Pentecostés eclesial y nos guía en la comprensión de la Iglesia, cuya alma es el Espíritu; y del Pentecostés  personal para que, entendiendo que está Divina Persona habita en nosotros, llevemos entonces una vida en el Espíritu, hasta que, muertos y resucitados con Cristo, ya en el cielo, el soplo de Dios “reemplazará nuestra fe por la visión de Dios, nos
iluminará con la luz de la gloria e inflamará en nosotros el amor que no termina”.

Información adicional

Peso 0.155 kg
Dimensiones 15.4 × 0.6 × 22.4 cm
Páginas 101
Editorial Minuto De Dios
ISBN 978-958-735-208-5

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “El Espíritu siempre”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *